Alto laurel, incólume ruina

por Juan María Prieto Roldán

19,23 €
Impuestos incluidos Entrega en un plazo entre 5 y 7 días laborables.

En la historia universal de la poesía habrá pocos casos como el de Góngora y «Cántico»: la actualidad del lenguaje de un poeta, unos cuantos siglos después, multiplicado en voces nuevas y únicas, totalmente distintas de su maestro y entre sí, pero con una continuidad admirable. La identificación entre los dos polos —admirado y admirador— es tal que solo tiene equivalente en la unión que se da entre los dos términos de la metáfora, el real y el figurado.

En la historia universal de la poesía habrá pocos casos como el de Góngora y «Cántico»: la actualidad del lenguaje de un poeta, unos cuantos siglos después, multiplicado en voces nuevas y únicas, totalmente distintas de su maestro y entre sí, pero con una continuidad admirable. La identificación entre los dos polos —admirado y admirador— es tal que solo tiene equivalente en la unión que se da entre los dos términos de la metáfora, el real y el figurado. No me atrevo a decir cuál de los dos es el metafórico aquí. Tampoco sé si podríamos decir que Góngora está más en «Cántico» que en el 27. Lo que sí está es más acendrado, entre otras cosas porque ha pasado por el 27, muy especialmente por los estudios de Dámaso Alonso y por el rotundo libro de Jorge Guillén. Todo ello hace posible la paradoja contraria: el adínaton (se lo oí a Vicente Núñez) según el cual «Cántico» es el eslabón perdido entre Góngora y el 27. Eso se debe (Aristóteles no tendrá inconveniente en que apliquemos, como él, metáforas biológicas a la literatura) a que el gen gongorino es ya dominante y visible en los poetas de «Cántico», especialmente en los tres que nos presenta este libro: Ricardo Molina, Pablo García Baena y Julio Aumente.

9788418639234

Ficha técnica

ISBN
978-84-18639-23-4
Medidas
140 mm x 215 mm
Págs.
620
Encuadernación
Rústica con solapas

También podría interesarle

Pequeño rumor universal

Precio 15,87 €

El legado pictórico de Antonio Zarco es de sobra conocido y aplaudido tanto por crítica como por público. Sin embargo, nadie esperaba que iba a dejarnos, también, un legado literario tan destacable como su pintura. Pocos sabían que durante toda su vida cultivó la poesía en silencio, convirtiéndola en un ámbito de intimidad, de encuentro y confesión consigo mismo, donde sublimaba en forma de versos sus sentimientos más tormentosos. La poesía como medio de desahogo, de autodescubrimiento o de liberación ha sido una cualidad de largo valorada y patente en lo que algunas corrientes contemporáneas han calificado como “poesía terapéutica”.

La Merde

Precio 19,23 €

La Merde reúne reflexiones personales, apuntes, poemas, bocetos, observaciones sobre obras de arte o literatura y desahogos sentimentales, durante los viajes de Ginés Liébana por Madrid, Córdoba, Sevilla, Roma, Paris, Ostia, Montelimar, Alassio y Nápoles desde el 7 de octubre de 1949 hasta el 22 de diciembre de 1950, en un pequeño cuaderno que al día de hoy constituye un tesoro documental, un documento literario y artístico que refleja la intensidad salvaje con la que aquel veinteañero se enfrentaba a un mundo donde el arte, el amor y la belleza se escabullían a cada uno de sus pasos de manera impredecible.

Beauty: Diario sentimental...

Precio 14,42 €

Entre numerosos “proyectos de poemas”, cartas, ideas esbozadas para desarrollar más adelante, inacabados, anotaciones copiadas de las lecturas que le acompañaban en aquellos momentos y reflexiones sobre el arte, en 'Beauty' adquiere especial protagonismo su función como “diario sentimental”. Los pormenores sobre las vivencias afectivas, el amor, el desamor, la soledad, el deseo, la amistad y la relación con el erotismo de aquel veinteañero constituyen la temática central de estas páginas, en un intento de comprenderse profundamente y sobrevivir a la intensidad emocional que siempre ha caracterizado a uno de los artistas más importantes del siglo XX: Ginés Liébana.

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña